Una canción para Novalie...by María Martínez

19/12/15


Una canción para Novalie, de María Martínez
Titania
New Adult
4,5/5
Novalie ha pasado los últimos cuatro años cuidando de su madre enferma, y esa terrible circunstancia la ha obligado a madurar demasiado rápido. Se ha convertido en una joven fuerte y decidida que sabe lo quiere; por eso no se rinde con su padre que, deprimido y derrotado por la muerte de su esposa, ha perdido las ganas de vivir.

Nick tiene un don para la música. Es un prodigio del piano. Las mejores escuelas internacionales se lo disputan. Y su familia, demasiado protectora, planea grandes cosas para él.


Novalie y Nick son polos opuestos. Dos vidas separadas por la distancia y las diferencias. Lo único que tienen en común es que ambos deberán pasar el verano en Bluehaven, una isla que esconde un pasado lleno de secretos y que cambiará sus vidas para siempre.
María Martínez es una de esas autoras españolas que lleva tiempo escribiendo y que, poco a poco, está consiguiendo el reconocimiento que se merece y se está haciendo escuchar. Yo me lancé a darle una oportunidad con Cruzando los límites y me enganchó su forma de escribir y la personalidad de sus personajes. Yo describiría su estilo como sencillo, ágil, con buen ritmo, sin demasiadas florituras y con una gran capacidad para dotar de vida y realismo a los personajes que nacen entre sus páginas. Sus historias cobran vida y son humanas, creíbles y reales. Cruzando los límites fue un acierto total y, cuando vi que iba a publicar Una canción para Novalie, vi su portada y leí su sinopsis, supe que tenía que leerlo. Y ha sido otro acierto. Pero ahora voy a hablaros de la historia en sí...

Novalie es una joven de 19 años que lo dejó todo - amistades, aficiones, estudios y su propia adolescencia - atrás para cuidar de su madre enferma. Durante los últimos cuatro años cuidó de su madre hasta que ésta, finalmente, perdió la batalla contra la enfermedad. Destrozados y desolados, Novalie y su padre regresan a la pequeña isla de Blueheaven, donde sus padres crecieron y se enamoraron, y donde ella ha pasado muchos veranos. La isla supone un nuevo comienzo para Novalie, pero su padre parece atascado en el dolor de la pérdida. En Blueheaven, Novalie intentará retomar su vida, sus estudios y empezar de nuevo, pero el dolor es muy reciente y la preocupación por su padre es muy grande. Así que la verdad es que Novalie no tiene mucho espacio para nada más, aunque ese "nada más" sea un joven e irresistible chico al que ha conocido en el ferry y que parece que sólo provoca accidentes a su alrededor. 

Nick, un chico de 25 años, es un prodigio de la música. Su vida ha girado entorno a ella y ha consagrado su infancia, adolescencia y juventud a convertirse en el mejor pianista del mundo y a cumplir cada uno de los deseos de su familia. Hastiado de ello, aunque sin el valor suficiente para reclamar lo que realmente desea, Nick se refugia en Blueheaven con la intención de pasar el verano descansando y apartándose un poco del mundo en el que cada vez está logrando mayor reconocimiento. Cuando conoce a Novalie, su mundo da un vuelco totalmente. Ella es diferente: es honesta, divertida, preciosa y aporta una frescura a su vida que Nick necesita mucho. 

Novalie y Nick estaban destinados a conocerse, pero ninguno pensó que eso cambiaría sus vidas para siempre. Que conocerían el amor y el dolor en tan corto tiempo. Y que deberán hacer frente a muchos obstáculos para estar juntos.

Las diferencias, los secretos y los malentendidos - y una familia que no se detendrá ante nada para conseguir sus propios deseos - se interpondrán entre ellos. ¿Serán capaces de superar todos los obstáculos? ¿Encontrará Nick la fuerza para imponerse? ¿Y Novalie la seguridad para luchar por quien ama?

Novalie volvió a gemir. El suave roce de su boca comenzaba a marearla. Nick coló una mano bajo su camiseta y la subió dejando a la vista su sujetador.
"Sólo hay un tipo de chica capaz de volverme loco" musitó.
Ella se estremeció al sentir su aliento en el pecho, sus dedos trazando círculos sobre las copas de algodón. Paró una fracción de segundo y su lengua tomó el relevo.
"Oh, Dios" jadeó Novalie, enredando las manos en el pelo de Nick, incapaz de pensar.
Nick contuvo el aliento y se quedó quieto sobre ella. Hundió la cabeza en su cuello.
"Tú" dijo sobre su piel. Le rozó el cuello con la nariz y coló la mano dentro de sus pantalones. "Tú me vuelves loco."

De los dos libros que he leído de María Martínez, éste es el que más me ha gustado (aunque Cruzando los límites también me encantó). Con este libro María Martínez se corona y pone la guinda al pastel. Una canción para Novalie es una historia muy emotiva, real y cargada de de esas cosas que nos hacen humanos: inseguridades, imperfecciones, miedos, dolor, pérdidas, esperanzas, amor... *ayyyyyyy lo que me hiciste sufrir, ¡mala! jajaja* La historia empieza como todas las historias de amor de verano, pero la autora consigue aportar toques aquí y allá que aportan frescura y originalidad a la historia. Los personajes, incluso los secundarios, están muy bien descritos y tienen vida propia, lo cual está muy bien. Tienen personalidad, son realistas y todos aportan su granito de arena a la historia, haciéndola creíble. Novalie y Nick saben llevar muy bien el peso del protagonismo y tienen caracteres que, aún siendo tan diferentes, encajan muy bien. Novalie es el aire fresco y el valor que le falta a Nick para lanzarse al futuro que realmente desea. Y Nick es la esperanza, el amor y la seguridad que le ha faltado a Novalie durante mucho tiempo. Ambos se compenetran, y se redescubren el uno en el otro. Resulta muy tierno y conmovedor cómo ambos son capaces de mirar al futuro y encontrar la esperanza y la seguridad que antes no tenían.


"Pensaba que si el fin del mundo estuviera a punto de llegar, este sería el lugar que elegiría para esperarlo"susurró, acariciándole el cabello en la oscuridad. Y añadió: "Contigo."

En cuanto a la trama, está muy bien hilada, empieza con un buen ritmo y no decae en ningún momento hasta el final, atrapándonos y haciéndonos partícipes de esta bonita aunque complicada historia de amor. Somos testigos de cómo surge, cómo se desarrolla y  de lo que sufren los protagonistas para estar juntos *Odio a la familia de Nick, excepto a su abuela, con toda mi alma*. Juro que hubo un momento en que casi grité de frustración, de enfado y de ira, tanto, que hasta tuve que apartar el libro durante unas horas porque me estaba matando *la autora lo sabe bien, porque se lo comenté por twitter* 
En definitiva, María Martínez ha escrito un libro profundamente hermoso, humano y emocional, lleno de esas emociones tan viscerales que las sientes dentro de ti rugiendo y cobrando vida. Y cuando un libro te hace sentir tanto como éste, sobran las palabras. Ha sido un libro prácticamente redondo, que he disfrutado y sufrido con intensidad y con gozo.

Sí, María Martínez, "con éste se te fue un poco la mano", pero te perdono porque mereció totalmente la pena el sufrimiento, porque hiciste que Nick y Novalie cobrasen vida para mí y les hiciste un huequito en mi corazón, porque con tu forma de escribir sencilla, elegante y ágil y tus increíbles manos, creaste una historia bonita, humana y real. Bravo por ti. Y gracias.

Así sonaban sus sentimientos por Novalie: el ritmo de su corazón cuando la observaba bailando por casa; la escala dulce y apremiante de su deseo por ella; la afinación perfecta de cada promesa de futuro; los acordes de un amor que perdurarían más allá del tiempo.

3 comentarios :

  1. Hola guapa!!! Te he nominado a un Best Blog pásate por mi blog leyendoalaluzdelaluna.blogspot.com para saber más!!!! (Por cierto me encanta tu blog de la Saga Lux)

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Te he nominado para Best Blog. Pásate por aquí para ver las preguntas http://entradaaotromundo.blogspot.com.es/2015/12/nominacion-best-blog.html Un saludo enorme!!

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias por esta preciosa reseña!! Me encanta, y mucho más saber que te ha gustado tanto. Un beso enorme!!! <3

    ResponderEliminar